Los seguros de viaje son importantes para cualquier tipo de viaje pero especialmente para voluntarios/as, no es solo que la mayoría de las organizaciones exigen que contrates uno u otro, sino que en caso de emergencia sanitaria o de seguridad, ayuda sobremanera y/o facilita una solución.

Voluntariados a corto plazo

Los personas voluntarias que pasan de días a semanas en algún lugar fuera del país de origen, necesitarán una póliza general que cubra ampliamente percances y situaciones relacionadas con el viaje, desde pérdida de equipaje hasta demoras y evacuación médica y de salud.

Si además del periodo de voluntariado tienes pensado añadirle tiempo de turismo, en este caso tendría más sentido escoger un plan dirigido a personas mochileras, quienes dan por sentado que visitarán más de un lugar durante ese periodo de tiempo.

En resumen, necesitas una póliza que cubra tu viaje, manteniendo tu seguro de salud en tu país de origen y pagando uno de viaje más allá de su cobertura de salud general (ya sea una individual si perteneces a los EE.UU o de cobertura nacional si vienes de Canadá, el Reino Unido o similares).

Voluntariados y viajeros/as a largo plazo

Los personas viajeras y voluntarias a largo plazo pueden tener estancias que varían desde 1 mes a los 2 años o más, por ello y también por factores como el destino elegido o la situación de salud de la persona, hay una gran variedad a la hora de elegir una póliza.

Si estás en un lugar de voluntariado durante un largo tiempo también te tienes que plantear si quieres incluir la atención médica local para chequeos generales. Pregúntate: ¿Cómo de buena es la infraestructura médica allí? ¿Igual necesito pólizas destinadas a mochileros/as que proporcionan incluso mayor cobertura médica?

En definitiva, para la mayoría de este tipo de viajes te aconsejamos que contrates un seguro que cubra el equipaje perdido, emergencias de salud y accidentes de actividades al aire libre como el snorkel y el senderismo. Las pólizas de mochileros/as de IMG Global (https://www.imglobal.com/travel-medical-insurance/patriot-travel-medical-insurance)  y World Nomads (https://www.worldnomads.es/)  se encuentran entre las mejores.

Personas expatriadas

Estamos acostumbrados a entender expatriado/a como alguien que no va a volver a casa en una larga temporada, sin embargo, si tu voluntariado tiene una duración de más de 8 meses en un mismo destino, una póliza destinada a expats sería una buena elección. En este tipo de situación, vives en algún lugar y no clasificas tu viaje como una oportunidad de "viajar", per se. Vas a explorar tu nuevo hogar, pero no vas a desplazarte a nuevos países todas las semanas ya que pasarás la mayor parte del tiempo en su lugar de voluntario/a.

Este tipo de pólizas no están completamente consideradas seguros de viaje ya que ofrecen cobertura de salud primaria en cualquier país extranjero. Este tipo de póliza te permitirá ver a un médico local para la tos o resfriado, para tu visita ginecológica anual y ese tipo de cosas. No está destinado a cubrir actividades de aventura como esnórquel, buceo, trekking, etc. Estas pólizas normalmente cubren también la evacuación médica por catástrofe y la repatriación de restos (como cualquier buen seguro de viaje).

Tres opciones interesantes son Cigna Global (https://es.cignaglobal.com/ ) , IMG Global y GeoBlue Xplorer. (https://es.geobluetravelinsurance.com/?redirect=N )Una cuarta opción en algunos destinos es comprar un seguro local a través de un proveedor nacional; esto es más complicado de organizar desde el extranjero, pero sería más fácil una vez que vivas allí. Te recomendamos además que abras una cuenta bancaria y tengas una dirección local (ten en cuenta que es más difícil si no hablas con fluidez el idioma local).